https://www.pineclubgolf.com/ El Regreso de Phyrexia – Parte 2 | Landfall: Commander en Español

Buenos días comandantes a un nuevo artículo de lore. Hoy vamos a continuar la historia de Nueva Phyrexia. Si no han leído la primera parte (o necesitan recordar la historia) pueden hacerlo aquí.

El Lore de Nueva Phyrexia fue mostrada en la novela: The Quest for Karn, así como en varios artículos, comics e historias cortas en la pagina de Wizards. En este articulo vamos a ver como cambio Mirrodin luego de la conquista por parte de Phyrexia.

Los Nuevos Amos

Los ejércitos de Phyrexia habían conquistado a Mirrodin tras una corta pero brutal guerra.

Tras la victoria, los lideres de Phyrexia (los praetors) se reunieron para decidir el futuro del el plano y para conmemorar la victoria, para esto último, los praetors decidieron convertir un ángel capturado en un heraldo de Phyrexia (quien mas tarde seria conocida como Atraxa, Praetors’ Voice)

Todos los lideres asistieron, excepto el líder del la facción alineada con el mana rojo Urabrask the Hidden, quien decidió que ya había tenido suficiente guerra, y se retiro con su facción de vuelta bajo la superficie.

Las demás facciones de Phyrexia se dividieron la superficie de Mirrodin, y aunque todos tenían como fin cumplir la voluntad de Yawgmoth inscrita dentro de cada criatura de Phyrexia por medio del aceite phyrexiano (Glistening Oil ), cada facción interpretaba esta voluntad de manera diferente, por lo que comenzaron a presentarse divisiones entre ellos.

Los Phyrexianos alineados con el mana blanco crearon la “Ortodoxia de la Maquina” una organización quasi-religiosa, que se dedica a difundir las escrituras phyrexianas (Phyrexian Scriptures),y convertir a los pueblos de Mirrodin a la gloria de Phyrexia. Su lider es Elesh Norn, Grand Cenobite.

Los Phyrexianos alineados con el mana azul, liderados por Jin-Gitaxias, Core Augure son el “Motor del Progreso”, dedicados a buscar la perfección de Phyrexia por medio de ciencia y artifice. Esta facción capturó el Lumengrid (Seat of the Synod) y desde ese lugar crean sus experimentos.

La facción alineada con el mana negro, no es una “facción” como tal, si no un grupo de phyrexianos que siguen solo al más fuerte, pero al mismo tiempo planean ser el más poderoso. Esta facción es liderada por 7 thanes (Geth, Lord of the Vault es uno de ellos) quienes al mismo tiempo intentan destruirse uno al otro. La Thane con mayor poder (por ahora) es Sheoldred, Whispering One.

La facción alineada al mana verde, es una horda que vive por el credo de la “supervivencia del más fuerte”. Las bestias de esta facción deambulan por los bosques de Mirrodin cazando todo lo que encuentran, incluyendo miembros de su misma facción. Es liderada oficialmente por Vorinclex, Voice of Hunger, aunque el poder realmente lo controla Glissa, the Traitor ya que Vorinclex solo esta interesado en la cacería.

Como ya se había dicho, los phyrexianos de la facción alineada con el mana rojo se retiraron bajo la superficie, allí comenzaron a construir y a alterar la forma del plano, ya que para esta facción, su motivación es convertir la forma de Mirrodin en un eco del plano original de Phyrexia.

Aunque los Praetors son los lideres oficiales de Nueva Phyrexia, se dice en susurro que existe un “Padre de las Maquinas” quien desde las sombras es el verdadero amo de Phyrexia.

La Resistencia de Mirrodin

Aunque Mirrodin había perdido la guerra, aun existian guerreros dispuestos a continuar la lucha, estos formaron focos de resistencia contra Phyrexia.

En las planicies de pastos metálicos, se ocultaban guerreros dirigidos por Ria Ivor, Hero of Bladehold quien con ayuda de la artífice loxodon Ghalma (Ghalma’s Warden) han creado un refugio seguro, protegido por entradas mágicas. Mientras que en la antigua ciudad de los leonin (Ancient Den), esto aun dan pelea dirigidos por Kemba (Kemba, Kha Regent), quien esta decidida a no manchar la memoria de Raksha, al dejar morir a su raza.

En los bosques de Mirrodin, Ezuri dirigía a los remanentes de los elfos y humano que sobrevivieron a la cacería phyrexiana ( pueden leer la historia completa de Ezuri acá); y en lo profundo del bosque Melira(Melira, Sylvok Outcast) junto con Trhun (Melira, Sylvok Outcast) establecieron un campamento de refugiados, y pronto comenzaron a circular rumores sobre Melira, ya que ella se dio cuenta que no solo era inmune a la infección Phyrexiana, si no que podía curar y dar inmunidad a otros para que no pudieran se convertidos.

En las montañas del plano, los Vulshok mantenían campamentos fácilmente defendibles gracias a la topografía. Pero una gran parte de los habitantes de Mirrodin habían huido de la superficie hacia las profundidades del plano, allí crearon grandes campamentos protegidos por barreras mágicas y lejos de los ejércitos phyrexianos.

Y sucedió algo que los sobrevivientes no esperaban. Debajo de la superficie era el lugar donde los phyrexianos dirigidos por Urabrask trabajaban en convertir a Mirrodin en una imagen de la antigua Phyrexia, e inevitablemente descubrieron a los mirrodianos, pero entonces simplemente los ignoraron (a menos que intentaran detener su trabajo).

Estos phyrexianos, tenían una conexión muy fuerte con el mana rojo, el color relacionado con las emociones y la individualidad, y aunque eran leales a phyrexia, sentían suficiente empatía para dejar a los sobrevivientes en paz mientras no los molestaran. Y para evitar problemas con los demás praetors por ciertos rumores, Urabrask ordenó que todas las salidas a la superficie fueran selladas.

La Misión de Koth

Koth era un joven Vulshok perteneciente a la tribu del Martillo, el era muy hábil con la magia para controlar la tierra y el fuego, y usaba sus talentos para purificar metales, los cuales habían comenzado a ser minados con extrañas corrupciones.

Y entonces la guerra contra Phyrexia comenzó, y en una de las batallas, la chispa de Koth se encendió.

Con sus nuevas habilidades de planeswalker, Koth siguió con la lucha, pero pronto comprendió que necesitaba ayuda para poder detener el avance de Phyrexia, por lo que decidió salir al multiverso a buscar aliados. Pero antes de irse, tatuó el emblema de Phyrexia en su brazo, para así nunca olvidar cual era su misión.

Luego de viajar un tiempo, Koth llegó a Dominaria, allí un hombre misterioso le indicó que fuese hacia las arenas de gladiadores de Urborg, alli Koth entro en combate con una guerrera con armadura plateada, quien luego de descubrir el tatuaje de phyrexia, atacó a Koth en furia.

Los dos guerreros intercambiaron golpes, pero antes que la pelea escalase, fue detenida por el planeswalker Ajani Goldmane quien llegó en búsqueda de la guerrera con armadura, quien realmente era la planeswalker Elspeth Tirel.

Koth explicó entonces quien era él, y su misión buscando aliados para luchar contra Phyrexia en Mirrodin, pero Elspeth no escucho más y simplemente se fue del lugar, Koth intentó seguirla, pero Ajani lo detuvo, le explicó que Elspeth ya tenia una historia con Phyrexia en su propio plano.

Aun así, Koth siguió a Elspeth y tras una conversación le regalo unas gemas, y le explico que era una costumbre de su pueblo atrapar los miedos en ellas; Elspeth le dijo que algunas cosas del pasado no eran tan fáciles de olvidar, pero que le acompañaría en su misión. Luego, Koth hizo comunión con los espíritus de la tierra, y tuvo una visión sobre alguien llamado Venser, y decidió ir a buscarlo, por suerte, los acólitos de Windgrace quienes vivían cerca conocían a Venser (aunque no era bienvenido) y le indicaron a Koth donde se encontraba.

Koth y Elspeth llegaron al taller del planeswalker Venser, donde lo encontraron trabajando en una nave, este los recibió amablemente y los invitó a ver el trabajo que hacia con la nave, y le explicó que intentaba crear un vehículo capaz de viajar entre planos.

Pero Koth enfureció al ver de cerca la nave, ya que Venser había utilizado tecnología Phyrexiana para crearla sin importarle que pensarían sobre ello los demás, o que problemas podría causar. Venser entonces le recrimino a Koth, que este no entendía las posibilidades que se abrirían al estudiar y entender la tecnología Phyrexiana. Pero Koth, no quiso seguir escuchándolo, y uso sus poderes para atrapar la cabeza de Venser en un casco de piedras y lo obligo a viajar a Mirrodin.

Otros intereses sobre Mirrodin

Mientras Koth estaba en su búsqueda de aliados, alguien más se interesó en lo que sucedía en Mirrodin.

El planeswalker dragón Nicol Bolas (Nicol Bolas, Planeswalker) se enteró de lo que sucedía en el plano por medio de uno de sus agentes, y decidió enviar a alguien más para que los eventos se desarrollaran de una manera favorable para él.

El elegido para esta misión fue el planeswalker Tezzeret (Tezzeret, Agent of Bolas), quien había sufrido una derrota enfrentando al planeswalker Jace Beleren, y este trabajo serviría como una prueba para medir si Tezzeret aun era de utilidad.

Tezzeret por su parte no tenia intención de ir, y mataba a todos los emisarios de Nicol Bolas, y no fue hasta que el dragón en persona llego para obligarlo que Tezzeret partió hacia Mirrodin.

Tezzeret se encuentra con Jin-Gitaxias

Tezzeret llego al Lumengrid, donde se encontró con un Vedalken agente de Nicol Bolas, quien le entrego un suero que le daría inmunidad a las plagas phyrexianas, y así lograra infiltrarse sin preocuparse por que intentaran convertirlo en otro habitante de phyrexia.

Luego de esto Tezzeret comenzó a trabajar para la facción liderada por Jin-Gitaxias, y llego a un rango similar a Geth y a Glissa en la jerarquía phyrexiana, y desde allí logro ver que sucedía en Nueva Phyrexia.

Luego de la conquista de Mirrodin, las facciones dentro de Phyrexia se comenzaron a dividir más. Karn (quien aun estaba encerrado en el núcleo) era técnicamente el líder de Nueva Phyrexia (El Padre de las Máquinas) aunque no hacia nada mas que permanecer en su prisión.

Aun así, los praetors trataban de ganar su favor para ellos mismos y su facción, y algunos como Elesh Norn querían llevarlo a la superficie, y debido a este conflicto de intereses comenzó una lucha interna por el poder, la cual Tezzeret podía aprovechar.

Pero un día sucedió algo que el no esperaba. En secreto, Sheoldred, Whispering One capturó a un espía de la resistencia, lo llevo bajo la superficie, le mostró una ciudadela a lo lejos (Darksteel Citadel), y, ya fuese por un plan oculto, o por simplemente el deseo de eliminar a sus rivales, Sheoldred le susurro al espía, “Alla se encuentra el Padre de las Máquinas, el líder de Phyrexia”, y lo dejo ir.

Concluimos así esta segunda parte de la historia de uno de los planos favoritos del lore, los invitamos a seguir a Landfall en todas sus redes sociales,  fan page de facebook  twitterInstagrampatreon y  youtube donde frecuentemente agregamos contenido nuevo.

¿Te gusta nuestro contenido? Apoyanos en nuestro Patreon!
A %d blogueros les gusta esto: