Saludos y bienvenidos a una nueva entrega desde el Laboratorio. En esta ocasión les queremos hablar de la Teoría del 75%, una serie de ideas que se asocian a como visualizamos el formato commander, la construcción de nuestras barajas y su efecto en crear ambientes positivos de juego.

¿Que es la teoría del 75%?

La idea fundamental detrás de la teoría del 75%, presentada por Jason Alt en una serie de artículos alrededor del 2014, nace de la siguiente situación: imagina que te invitan a jugar en una mesa de commander con jugadores que no conoces, no tienes mayor información sobre el nivel de juego o competitividad presente en tus oponentes, ¿cómo eliges que baraja jugar de modo de favorecer una buena experiencia?

No exactamente la mejor opción para hacer amigos…

La solución propuesta por Jason es que debes presentarte con una baraja suficientemente fuerte como para no ser aplastada sin resistencia; pero a la vez, no lo demasiado potente como para destruir la mesa sin dejar a los demás jugadores jugar.

Esta baraja, seria una baraja perteneciente al 75%. El término “75%” correspondería a la lógica de construcción de baraja, donde una baraja competitiva estaría 100% optimizada, mientras una baraja preconstruida o una inicial estaría dentro de la media o del “50%”. Al apuntar hacia una que se ubica entre el 50 y 100, llegaríamos a este 75%

El punto relevante para marcar es que la búsqueda de este punto “intermedio” esta obligatoriamente ubicado en la etapa de construcción y no de juego. Esto quiere decir que el jugador siempre intentara jugar la baraja de la mejor manera posible, lo cual le dará siempre oportunidades de ganar la mesa. No se le pide al jugador tomar malas decisiones, ni hablar de “dejarse perder”, dado que las limitaciones ya se encuentran integradas dentro del mismo deck.

Este punto es relevante, en cuanto para el jugador, el objetivo final de la partida es el mismo de siempre: ganar. Simplemente las herramientas con que te presentar a jugar son menos que las perfectas, pero el trabajo a realizar sigue siendo el mismo.

¿Porqué buscar tener una baraja del 75%?

La razón seria tener una baraja que puedas usar en casi cualquier contexto nuevo, sin tener que preocuparte demasiado de impactar negativamente la experiencia de la mesa. Lo anterior en el entendido de que una primera experiencia multijugador, en un contexto de gente nueva, puede marcar significativamente la dinámica de un grupo o de un jugador dentro de la comunidad, como se puede ver en el artículo escrito por “Épico” Adrián Arias.

Llegar a una tienda nueva y destruir tu primera mesa, puede provocar directamente que ya nadie quiera jugar una segunda mesa con tu baraja, terminando abruptamente lo que puso haber sido una larga tarde juego; similarmente eliminar despiadadamente a un recién llegado, puede hacer que no lo veas más por tu tienda.

La baraja de 75% busca generar esas primeras mesas que permiten conocernos entre nosotros, de formar ese buen ambiente entre jugadores.

¿Como podemos construir una baraja 75%?

En sus distintos artículo, Jason Alt va presentando algunos de los principales consejos para construir una baraja de 75%, entre los principales se cuentan:

  • Construir desde una temática especifica es una buena forma de controlar el nivel de poder de la baraja (y favoreceré la creatividad)

Limitar nuestra selección de cartas a partir de una temática tribal, mecánica o de otro tipo, naturalmente contendrá el poder de nuestra baraja, pero al mismo tiempo no implica obligarnos a jugar malas cartas.

Si quisiéramos construir un Deck Tribal, por ejemplo, de Zombies o Fragmentados, tendremos acceso a elegir las mejores cartas de dicha tribu y generar sinergias relevantes, pero siempre estaremos controlando el nivel de poder de nuestro juego, en cuanto no estaremos usando “las mejores criaturas negras” por ejemplo, sino “las mejores criaturas zombies o fragmentados”.

Este proceso de limitar nuestras opciones naturalmente también fomentara nuestra creatividad como constructores de barajas, e inevitablemente nos obligara también a usar cartas que en otro contextos consideraríamos injugables, ampliando nuestro panorama como jugadores.

  • Construye desde cero hacia la optimización de tu baraja, no debilites una baraja que ya tengas al 100%.

Cuando inviertes tiempo y recursos en construir tu deck soñado, invirtiendo horas dominar todas sus variables, no existen muchos ejercicios peores que intentar “debilitarlo” para jugar en el 75%. Tampoco es agradable jugar de manera subpar, dudando de tus decisiones y guardando un Tooth and Nail en la mano porque no quieres romper el juego o derechamente no quieres terminarlo.

Es mucho mejor simplemente comenzar un nuevo proyecto de baraja, simplemente con un borrador casual, e ir aumentando su nivel de poder a medida que los vamos probando. Quizás descubras en el proceso que no necesitas poner Tooth and Nail en las 99 para tener un buen juego commander.

  • Las cartas de poder “escalabre” son una buena opción para adaptarte al poder de la mesa.

Cartas como Clone o Bribery, y efectos como Act of Treason, son buenas formas de darle opción a tu baraja a adaptarse a distintas mesas. Siempre que uses esas cartas vas a estar respondiendo directamente al nivel de fuerza de las barajas oponentes, por lo que se espera que sean capaces de responder a dichas amenazas. No debería haber quejas por matar a algún oponente con un Ulamog, the Ceaseless Hunger que él mismo puso en juego.

  • Poder o consistencia, pero no los dos.

Las barajas commander que se encuentran en el máximo nivel de competitividad no solo tienen cartas y sinergias muy poderosas, sino que logran ejecutarlas consistentemente en todos los juegos en que participan. Para una baraja del 75%, la idea es favorecer algunos de los dos puntos, pero no ambos. No hay problema con jugar cartas muy poderosas, si es que es parte de un secuencia de juego que solo veremos en 1 de 5 juegos . Un buen ejemplo podría ser una baraja con Maelstrom Wanderer como comandante, donde si decidimos dejar su efecto de Cascada correr totalmente al azar, podemos mantenerla lejos de ser abusadora; en cambio sí vamos a acompañar el Wanderer con Mystical Tutor,  Time Warp y todos sus primos, entonces obviamente nos estamos preparando para dejar una mesa con gente muy molesta.

  • Es mejor castigar a todos por las acciones de uno, que no dejar jugar a nadie.

Básicamente, cartas como Wrath of God, Painful Quandary o Spellshock que afectan a toda la mesa por igual, son mejores que efectos como Static Orb o Armageddon, que simplemente dejan a la mesa mirando sin poder hacer nada.

La base de una mesa commander es el deseo de jugar, y no hay mejor forma de aislar a un grupo de desconocidos que dejarlos con la manos llena de hechizos que no pueden jugar. Por el otro lado, perder vidas y criaturas es parte básica del juego, y no debería haber rencores en un Damnation.

  • Ten claridad de tu plan de juego, pero deja abiertas variables hacia tus condiciones de victoria.

Siempre va a ser disfrutable jugar en mesas donde exista un ritmo fluido de juego, con cada baraja demostrando un buen funcionamiento en la medida que van avanzando en su posición en mesa, y respondiendo a las jugadas de los demás, pasando del Plan A al Plan B y C, a medida que los turnos avanzan; muy distinto es 4 personas jugando “Solitario Magic”, repitiendo mecánicamente sus jugadas, intentando replicar la misma secuencia de cartas que han desarrollado en las 3 mesas anteriores.

Definir una estrategia general, acompaña de varios planes de juego y diversa forma de victoria, facilitara poder flexibilizar tu juego y generar ambientes más disfrutables de participar.

Un par de cosas antes de terminar.

Lo fundamental dentro de la Teoría del 75% es la intención. El objetivo de generar una baraja que permita la mas positiva interacciones de juego dentro de un ambiente nuevo, tiene como meta el favorecer que la primera experiencia que tengamos con otras personas sea una entretenida, disfrutable, y que promueva que queramos jugar una nueva mesa con el grupo.

En esa lógica, una vez que conoces al grupo y ya sabes que esperar de la mesa, puedes guardar la baraja de 75% y sacar el commander que tenias en reserva y que puede responder mejor al contexto de la mesa. Ahora ya sabes que esperar, y podrás afrontar el juego con una mesa que al menos conoces, la baraja del 75% cumplió su misión.

Eso por esta entrega desde el Laboratorio.

¿Conocían la Teoría del 75%? ¿Que les parece? Comenten y participen de las distintas redes de Landfall.

Y recuerden enviar sus sugerencia al Equipo Landfall, y específicamente al Equipo del Laboratorio al correo:

laboratorio@mtglandfall.com

Saludos

A %d blogueros les gusta esto: