Kerrick sufre un estrepitoso accidente que termina con él varado en las playas de Tolaria (Tolaria). La fortuna le sonríe al ser encontrado y rescatado por la joven estudiante, promesa de la academia Tolariana (Tolarian academy), Jhoira (Jhoira of the ghitu). Jhoira disfruta de contemplar el océano y pensar en su tierra natal de Shiv (Shiv) mientras anhela un hombre fuerte similar a los miembros de su tribu de Ghitu. Kerrick no se parece a los chicos inmaduros que vagaban por los pasillos de la academia. Ella construye un refugio en la playa para curar a Kerrick, ignorante de su oscuro y peligroso origen. Cada noche, la estudiante escapa de la academia para visitar a su invitado secreto, su amante secreto.

Una noche, Karn (Karn, Silver Golem), único amigo de Jhoira, vagando por la playa luego de ser enviado unas horas al pasado en medio de uno de los interminables experimentos de Urza (Urza, Lord High Artificer), descubre a Kerrick y Jhoira. Promete a su amiga no mencionar ningún detalle al respecto. Pocos días después, en otro viaje al pasado cercano, Karn halla a Kerrick robando planos del laboratorio de Urza. Aprovechando el hecho de que resultaba imperceptible por estar fuera de fase, como un efecto secundario de la máquina del tiempo, Karn decide seguirlo a través del pasadizo secreto que Jhoira había construido para escabullirse de la Academia. Kerrick, sin saberlo, guía al gólem a una reunión secreta de Pirexianos, donde es testigo del plan en curso para atacar la academia.

Tan pronto como regresa al presente, Karn intenta advertir a Urza, pero es demasiado tarde, Kerrick ha desatado negadores pirexianos (Phyrexian Negator), abominaciones imposibles de carne y metal, sobre la Academia. Los negadores masacran a su paso tanto estudiantes como maestros. Karn se abre camino hasta la habitación de su única amiga, donde encuentra el cadáver de Jhoira destrozado. Karn, en contra de su naturaleza pacífica, enfrenta y destruye al negador asesino de Jhoira. Después regresa con Urza, desesperado por usar la máquina del tiempo para evitar el ataque. Urza accede y envía a Karn al pasado una vez más, a pesar de que la máquina está al borde de una sobrecarga.

Karn logra cumplir su misión al atrapar a Kerrick en el pasado, llegando incluso a romperle una pierna. Sin embargo, Karn es repentinamente arrastrado al presente, la máquina del tiempo ha dejado de funcionar correctamente. A causa de la sobrecarga, la máquina arroja sin control rayos de energía temporal, envejeciendo instantáneamente partes del laboratorio hasta convertirlas en polvo. La máquina se desestabiliza hasta generar una explosión, provocando un desastre temporal sobre Tolaria. Urza, esfuerza sus habilidades como caminante de planos para salvar la vida de todo quien se encuentra cerca de él, transformándolos en piedra para sobrevivir un salto entre planos y llevándolos consigo rumbo a un lugar seguro. Del centenar de miembros de la academia, estudiantes y maestros, quince escapan de la explosión.

Kerrick, junto a gran parte de su aberrante ejército logra sobrevivir a la explosión, siendo atrapados en una burbuja de tiempo rápido (Aura Flux). Con el paso del tiempo, Kerrick se renombra a sí mismo como K’rrik (K’rrik, Son of Yawgmoth), siendo testigo de que cada minuto fuera de la burbuja es cerca de un año dentro de ella. Con recursos limitados y un tiempo casi ilimitado, usa partes de sus monstruos para ensamblar nuevas amenazas que desea liberar sobre Tolaria (Eviscerator//Phyrexian Broodlings). Lidera el camino pirexiano a la perfección mientras concibe los planes de ataque que llevará a cabo para acabar con Urza y los suyos, si logra escapar de la burbuja.

K’rrik atrapado en la burbuja de tiempo, Ostracize (Ostracize) arte por Chippy (Urza’s Legacy)

Diez años después de la explosión, Urza regresa a Tolaria con la firme intención de corregir sus errores. Las constantes mutaciones no tardarían en crear pirexianos inmunes a la influencia de la burbuja temporal (Subversion), libres para empezar su asalto sobre Tolaria. Urza descubre el inminente peligro y con el fin de asegurar la victoria contra la creciente amenaza y ganar aliados para la guerra que se avecina contra Phyrexia, viaja por todo Dominaria, forjando alianzas con múltiples razas.

Por último, Urza visita Yavimaya (Yavimaya, Cradle of Growth), un lugar en el que es odiado profundamente por la destrucción de Argoth. Multani (Multani, Maro-Sorcerer), la manifestación del bosque, fingiendo una bienvenida pacífica (Defense of the Heart), atrapa a Urza en un árbol y lo condena a experimentar todo el dolor de la tierra. Finalmente la invasión da inicio (No Mercy), Urza logra escapar cuando Barrin (Barrin, Tolarian Archmage) activa un faro de emergencia que lo convoca cuando Tolaria está bajo ataque. Mientras escapa, Multani queda atrapado dentro su mente. Urza acude primero a Shiv para reunir guerreros y luego a Tolaria para luchar.

Durante la batalla, Multani atestigua como Urza protege la vida y comprende el verdadero peligro que representa K’rrik. Urza desciende a lo más profundo de la burbuja de tiempo de la que provienen sus atacantes, agota poco a poco su magia destruyendo olas de horrores reptantes hasta encontrarse frente a K’rrik. Urza, agotado, es superado por el pirexiano. En el último momento, Multani acude en su ayuda, infundiendo al caminante de planos con su fuerza, juntos se teletransportan dentro de K’rrik destrozándolo en una innumerable cantidad de pedazos, asegurando la victoria para los defensores de Dominaria, contra el hijo de Yawgmoth.

¿Te gusta nuestro contenido? Apoyanos en nuestro Patreon!