La historia de Jodah es una de las más fascinantes de la historia de magic, específicamente del plano de Dominaria, y esta comienza el año 413 A.R., con el nacimiento de un niño en la provincia de Giva, en lo que quedaba de Argivia después de la gran catástrofe que terminó la Guerra de los Hermanos. Este niño nació en una familia que se decía ser descendiente del mismísimo Urza (recordemos que Urza tuvo un hijo llamado Jarsyl con la reina Kayla bin-Kroog, de quien se rumorea que tuvo amoríos con Mishra también, pero eso es historia para otra columna). Jodah se crió en Giva, rodeado de granjas, campos de arándanos y llanuras, sin embargo, durante su juventud, la familia de Jodah se vio forzada a abandonar su estado y Jodah se hizo aprendiz de un mago errante llamado Voska, quien le regaló un espejo y le enseñó a canalizar maná para poder conjurar hechizos, Voska era un mago rojo, y le enseñó hechizos de calor, Jodah al utilizar sus memorias de granjas y llanuras, canalizaba luz en lugar de calor, más tarde pudo dominar los cinco colores del maná.

Durante sus “aventuras” con Voska, visitaron un pueblo abandonado en el que había una fuente en la plaza central, fueron atacados por un grupo de trasgos y Jodah no encontró nada mejor que esconderse dentro de la fuente, sin saber que esto cambiaría su vida para siempre, ya que la fuente alargaría su vida, negándole a su cuerpo la posibilidad de envejecer.

Jodah no pudo ver envejecer a su maestro, la Iglesia lo mató antes de que se pudiera enterar y recibió lecciones de un siguiente maestro, Sima, quien lo acompañó durante un tiempo hasta que una serie de eventos lo hizo llegar al Cónclave de los Magos, una suerte de “Escuela para chicos superdotados del profesor Mairsil“, donde aprendió a controlar los cinco colores de la magia con gran destreza, superó a Mairsil y logró liberar a Ith, el verdadero director del Cónclave, siendo partícipe de la historia de The Dark, Jodah siguió vivo por mucho tiempo.

Luego de esto, Jodah, llegó a la Ciudad de las Sombras, se casó con Sima y llegó a la cima de la ciudad, fundando la Escuela de los Invisibles. Sin embargo, con su inmortalidad, Jodah tuvo que sufrir ver cómo sus seres queridos, alumnos, esposa y amigos morían sin él tener la oportunidad de envejecer, cayendo en la demencia. Fue gracias a su espejo que resolvió hechizarse a sí mismo, respaldando sus memorias en el espejo y limpiando su mente de malos pensamientos cada cien o ciento cincuenta años (una cosa poca, no?).

Algunos cientos de años después, durante la Era Glaciar, Jodah fue engañado por Lim-Dûl, el Nigromante, para que le ayudara a estudiar a los Caminantes de Planos, específicamente en el ámbito de cómo destruirlos, Lim-Dûl logró convencer a Jodah de que él no era real, si no una réplica, una criatura invocada por el nigromante para trabajar para él, Jodah, aturdido por la noticia y por un poco de polen de Fyndhorn administrado por su segunda al mando en la Escuela (Gerda Äagesdotter) y su prima (Gustha Ebbasdotter), quienes lo llevaron ante Lim-Dûl para deshacerse de Jodah, quedarse con la Escuela y dejar que Lim-Dûl hiciera de las suyas con todo el conocimiento de Jodah.

Una vez que su leal compañera, Jaya Ballard, Auxiliar de Mago, lo rescató de la biblioteca de Lim-Dûl, conoció por primera vez un caminante de planos, se encontró con Freyalise, esto ya que, sin la ayuda del polen para olvidar sus malos recuerdos, se estaba volviendo loco y Jaya, sin saber cómo ayudarlo, utilizó un amuleto para invocar a Freyalise y suplicar su ayuda, de esta manera, ambos quedaron en deuda con la caminante.

Jodah logró descubrir los planes de Lim-Dûl, los cuales involucraban generar discordia y guerra entre los bárbaros de Balduvia, liderados por Lovisa Ojosfríos y el reino de Kjeldor, liderado por el rey Darien, y de esta manera obtener de las muertes una gran cantidad de cadáveres para armar un ejército no-muerto y liderar un ataque contra el caminante de planos Leshrac.

Durante la guerra entre el ejército no-muerto de Lim-Dûl y la alianza Kjeldorana-Balduviana, Lim-Dûl le reveló su verdadera identidad a Jodah, explicándole que su cuerpo era sólo un envase en el que la magia de Mairsil residía gracias a su anillo de rubí, el cual fue encontrado por un soldado raso del ejército de Kjeldor. En el momento, Jodah lleno de furia corta la mano de Lim-Dûl, separándolo de la magia de Mairsil, pero no logra matar al nigromante ya que Leshrac lo toma y se lo lleva a Phyrexia para completarlo (nunca más supimos de él, ¿tal vez en una nueva historia phyerxiana podrían decirnos qué pasó con Lim-Dûl?).

Luego de la batalla, todo era felicidad y armonía, Freyalise invocó a Jodah y le pidió prestado su espejo para liberar el plano de la era glaciar a través de su hechizo mundial (The World Spell) que terminó con los hielos y trajo consigo muchos cambios en el clima de Dominaria, los glaciares se derritieron, esa agua llegó al mar, los océanos consumieron las costas, homáridos aparecieron de las profundidades atacando a las personas para establecerse en tierra firme y un sinnúmero de otras situaciones poco cómodas para los habitantes adaptados al frío del plano, todo esto gracias a Freyalise, quien utilizó la ayuda de Jodah y su espejo para lograr hacer su hechizo, una vez terminadas sus tareas para devolver el “Fragmento” (así se le llamaba a la porción del Multiverso que se encontraba alrededor de Dominaria, debido a que no se podía viajar a otros planos fuera del “Fragmento”) al Multiverso, Freyalise le devuelve su espejo a Jodah con un “regalito” adicional en su interior.

Veinte años más tarde, Jaya visitó a Jodah para contarle que había encontrado una mano con un anillo de rubí, era la mano de Lim-Dûl y el anillo de Mairsil junto con el dedo que lo portaba habían desaparecido. Temiendo que algún mago oscuro u otro ser maligno hubiesen tomado posesión de la esencia de Mairsil/Dûl, emprendieron la búsqueda del anillo perdido para destruirlo.

Durante sus viajes, Jodah notó que su asistente había cambiado tanto en actitud como en lenguaje, siendo más seria, responsable y mejor hechicera, lo que le llamó mucho la atención. También ocurrieron guerras y eventos a gran escala en los que Jodah fue un personaje secundario, donde se forjó nuevamente una alianza entre Balduvia y Kjeldor con el matrimonio del hijo de Lovisa, Lothar y la princesa Alexandria de Kjeldor, marcando el nacimiento de Nueva Argivia.

Durante estos viajes, Jodah y Jaya llegaron a Soldev, donde descubrieron que los adnates de Soldev habían desenterrado máquinas de guerra phyrexianas, antes de que Jodah pudiese hacer algo, fue apuñalado mortalmente por Jaya, mientras ella le revelaba que era el nuevo envase del poder de Mairsil y Lim-Dûl. Luego, los adnates utilizaron la sangre de Jodah (lo más cercano a un pariente vivo de Urza) para activar las máquinas de guerra, las que destrozaron Soldev y luego se teleportaron a  atacar la Escuela de los Invisibles, haciéndola añicos también.

Frente a la muerte, Jodah sólo tenía la opción de utilizar la magia de su espejo para aumentar la potencia de su propia magia y sanarse de la herida mortal que le había propinado Jaya/Mairsil/Dûl, encontrando el poder que Freyalise había dejado dentro del objeto: un hechizo capaz de despertar la chispa de quien lo utilizara, siempre y cuando tuviese una para convertirse en Caminante de Planos.

Jodah utilizó el espejo para despertar la chispa de Jaya, de esta manera la energía de caminante de planos de Jaya quemó por completo la influencia de Mairsil/Dûl y luego de ascender como caminante, ayudó a Jodah a derrotar a las bestias que habían destruido la Escuela, luego de eso, Jaya se fue a viajar por los planos, Jodah decidió no reconstruir la escuela y vagó por Dominaria inventando rumores sobre sí mismo para hacer pensar al mundo que siempre fue sólo una leyenda o un mito y de esta manera, desaparecer.

Fue tiempo después (300 años) que Jodah decidió visitar a su antepasado, Urza, quien lo recibió con escepticismo, pero fue ayudado por Jodah para recuperar su cordura y aprender a dejar el pasado atrás, aprender de él y no intentar modificalro, causando que el caminante de planos más poderoso (y famoso también) de la historia de nuestro juego favorito, volviera a entrar en razón y pudiese volver a liderar ejércitos de otros caminantes y mortales en contra de Phyrexia.

Durante mucho tiempo, no se supo más de Jodah, hasta los eventos de Caos Planar, donde asistió a Jhoira, otra humana que no envejece, al igual que él, en algunas de sus tareas para sanar el plano de Dominaria, creando un vínculo de amistad con ella.

Hoy en día, Jodah se encuentra en Tolaria Oeste haciendo clases a nuevos magos y aprendices, siendo un mago de más de mil años de edad, aún conserva su título de “Archimago Eterno”.

24 años después de que aparezca una referencia hacia Jodah por primera vez (con la novela “The Gathering Dark”), wizards creó una carta que representa a Jodah, el Archimago Eterno, nombre recibido por ser el Archimago de la Escuela de los Invisibles y hace alusión también a su inmortalidad. Una carta que hace justicia al personaje secundario más importante que ha tenido la historia de magic y que representa la habilidad mágica de este mago para dominar los cinco colores del maná del Multiverso, una carta que, honestamente, ansío tener como comandante, de hecho, podríamos armar un muy buen “5c big stuff” con él, tanto dentro como fuera del Lore asociado al personaje.

¿Te gusta nuestro contenido? Apoyanos en nuestro Patreon!
A %d blogueros les gusta esto: