Hola a todos, soy Fede Rengifo, tal vez me recuerden por mi fanatismo por las aves de Magic o mis columnas de Lore (léase con el tono de voz de Troy Mclure de los Simpson). Hoy les vengo a contar una idea que se me ocurrió cuando vi a este cachorrito: Kunoros, Hound of Athreos, y es que de solo verlo me dan ganas de jugar todas las cosas que hacen desagradable el juego para nuestros oponentes en estos colores.

 

La estrategia es simple, que tus oponentes exilien todo, jugamos con cartas como Tormod’s Crypt, Planar Void, Leyline of the Void y tantas otras para hacer crecer el exilio de nuestros oponentes, pero esas cartas necesitan que envíes cosas al cementerio para poder exiliarlas, así que llevamos las buenas iras que corresponden a nuestros colores, como Damnation o Wrath of God y otras cosas que nos ayudarán contra voltrones como Liliana’s Triumph o Diabolic Edict, mientras vemos como los hechizos no permanentes que juegan nuestros oponentes (y nosotros también) se van exiliando gracias a Planar Void y a Leyline of the Void, tenemos la opción de aprovechar el vacío en la mesa para hacer daño de comandante con Kunoros, pero nuestra estrategia no es ganar rápido, si no evitar que nuestros oponentes puedan hacerlo, así que tenemos que jugar con cartas que ralenticen a nuestros oponentes, para eso utilizamos los Hate Bears que nos da esta combinación de colores, tenemos Leonin Arbiter y Aven Mindcensor para impedir el uso de tutores, tenemos Thalia, guardian of Thraben para frenar a los que juegan con muchos spells por turno y por supuesto Deafening Silence y Aethersworn Canonist para los mismos efectos, como tenemos pocos aceleradores, lo mejor que podemos hacer es frenar a los demás.

Pero no solo se trata de hacer que los demás no ganen, hay que hacer que nuestro deck gane también, para eso tenemos a nuestro comandante equipado con algunas espaditas, como es un perro y tiene tres cabezas, podría usar 4, ¿no? Una en cada cabeza y una en la cola… ¿o algo así? Bueno, dejemos la lógica de lado, nuestro perro anda con cuchillos golpeando fuerte, eso es lo importante y puede hacer daño de comandante, pero también tenemos otras armas bajo la manga, nuestra querida Kaya, Orzhov Usurper nos ayudará a exiliar más cartas de nuestros oponentes y si la podemos proteger lo suficiente, también matará a al menos un jugador.

Como queremos que nuestros oponentes jueguen lento, tendremos algunos impuestos para cobrarles, por eso jugamos Ghostly Prison, por si nos quieren atacar, Blind obedience y Authority of the Consuls por si nos enfrentamos a decks basados en criaturas o voltrones con prisa, [Smothering Tithe[/mtg_card] por si nuestros oponentes roban muchas cartas, lo que nos permitirá generar maná a base de tesoros, y si el robo de cartas sigue siendo una molestia, pues bueno, tenemos Spirit of the Labyrinth, lo bueno es que varias de nuestras criaturas son encantamientos también, por lo que Enlightened tutor e Idyllic tutor nos permitirán buscarlas cuando las necesitemos (pagando extra si tenemos Leonin Arbiter en mesa).

Cartas como Painful Quandary, Spelltithe Enforcer o Kambal, Consul of Allocation nos permiten subir los impuestos a nuestros oponentes que quieran jugar muchas cartas y al final, quedarás jugando casi solo contra la mesa.

Este deck está lejos de ser competitivo, pero las habilidades de nuestro comandante y las cartas que lo acompañan nos ayudan a que los demás decks de la mesa también se alejen un poco de la competitividad, así que no sería descabellado jugarlo en una mesa al 75% por ejemplo.

¿Y tú? ¿Cómo armarías este comandante?
Así que sin más que decir me despido en esta ocasión, recuerden que nos pueden seguir en nuestro fan page de facebook, también en nuestro twitter, Instagram, patreon y también en nuestro canal de youtube donde siempre hay novedades.

¿Te gusta nuestro contenido? Apoyanos en nuestro Patreon!
A %d blogueros les gusta esto: