Buenos días comandantes, con el siguiente bloque de Magic (Theros: Beyond Death) ya muy cerca de llegar, es un buen momento para recordar la historia del anterior bloque de Theros. El plano esta basado en la mitología griega clásica, por lo que tiene mucha historia de fondo, pero se intentara resumir la historia principal. La historia del se cuenta en las novelas Godsend parte 1 y 2, así como en artículos de lore en la página de Wizards y en el lore de los pre-con de Commander.

El Mundo de Dioses y Héroes

Theros es un plano gobernado por dioses, donde héroes hacen frente a monstruos y mares enfurecidos, donde la gente hace ofrendas a los dioses o se embarcan en misiones para ganar su favor. En este plano la humanidad lucha contra las fuerzas primordiales del mundo y contra la cantidad enorme de diferentes criaturas que lo habita.

Theros esta dividido en tres reinos:

  • El mundo normal de los mortales .
  • Nyx: es un reino paranormal asociado con los sueños y el subconsciente, es el cielo nocturno de Theros, y el lugar donde habitan los dioses; Nyx esta tan unido a ellos que en los cuerpos de los dioses pueden verse las estrellas del cielo nocturno. Los sueños son vistos como regalos de los dioses, y cuando un mortal duerme se dice que están “visitando Nyx”.
  • El Inframundo: es un reino subterráneo donde habita los muertos. A pesar de ser un lugar oscuro no esta conectado a Nyx, ya que bajo tierra no existen ni el día ni la noche. Esta dividido en varias regiones donde van las almas de los muertos dependiendo de como vivieron sus vidas.

Theros es un plano que es literalmente “plano”, y mas allá de los mares que rodean al mundo esta el Inframundo.

Los Dioses que imponen su voluntad

Para entender la historia de Theros primero hay que conocer primero a los dioses que gobiernan el mundo.

En Theros existen dioses intrínsecamente relacionados con cada aspecto del mundo, y son ellos quienes gobiernan esa parte de la realidad y mantienen el orden natural.
Existen 5 dioses mayores y 9 dioses menores:

Dioses Mayores

  • Heliod, God of the Sun: dios de la luz, el día, la justicia, la retribución y los lazos fraternales. Auto proclamado líder del phanteon. Es el dios con más devotos en Theros.
  • Thassa, God of the Sea: diosa del mar, las criaturas y monstruos marinos, los viajes y los secretos profundos. Es la patrona de los tritones.
  • Erebos, God of the Dead: dios de los muertos, las riquezas, la mala fortuna, el destino y la aceptación. Nació de la primera sombra proyectada por Heliod. Tiene dominio sobre el inframundo e impide que los muertos escapen de el.
  • Purphoros, God of the Forge: dios del fuego, la energia, el trabajo, los artesanos,la pasión y la obsesión. Cree que debe ser el el lider de los dioses.
  • Nylea, God of the Hunt: diosa de la caza, los bosques, lo salvaje, las estaciones, la metamorfosis y el renacimiento. Es la patrona de las dríadas.

Dioses Menores

  • Athreos, God of Passage: dios encargado de llevar las almas de los muertos al inframundo.
  • Ephara, God of the Polis: diosa de las ciudades, la sabiduría, el conocimiento y el progreso.
  • Iroas, God of Victory: dios del honor, el valor y la victoria en la guerra. Es el hermano y rival de Mogis.
  • Karametra, God of Harvests: diosa del corazón, la agricultura, la fertilidad y la cosecha. Es rival de Nylea.
  • Keranos, God of Storms: dios de las tormentas, el futuro y la inspiración. Tiene poca tolerancia con los mortales.
  • Kruphix, God of Horizons: dios de los misterios, el tiempo, el futuro, los oráculos y los presagios. Es el dios más antiguo y poderoso del pantheon, pero prefiere alejarse de los asuntos diarios del mundo.
  • Mogis, God of Slaughter: dios de la masacre, la brutalidad, la ira y el dolor. Es el hermano y rival de Iroas. Es el patrón de los minotauros.
  • Pharika, God of Affliction: diosa de la medicina, las pociones y los venenos. Es la madre de las gorgonas.
  • Phenax, God of Deception: dios de las mentiras, los engaños y los secretos. Es el patrón de los retornados: muertos que han logrado escapar del inframundo. Se dice que Phenax fue el primer retornado, los demás solo siguen su camino.

La Espada del Caos

Ya hecha una reseña del plano y de los dioses, se puede comenzar con la historia del bloque de Theros.

Esta historia comienza diez años atrás, Elspeth Tirel era una niña de 13 años que recién había despertado su chispa y huido de los Phyrexianos que habían invadido su plano hogar, su primer salto fue al plano de Theros y al llegar conoció al joven Daxos of Meletis.

Pero la primera visita de Elspeth a Theros fue corta, ya que en esos momentos Purphoros había decidido alzarse en armas contra Heliod y los dioses estaban en combate. El dios de la forja había creado una poderosa arma, “La espada del Caos”, la cual era capaz de dañar el tejido mismo de Nyx. Esta, al chocar con el arma de Heliod, causo tanto daño en el cielo que liberó a la hidra celestial Polukranos, World Eater. En la confusión, Purphoros perdió su arma, y esta junto con la hidra cayeron del cielo a la tierra.

La joven Elspeth presencio la batalla y reflexivamente atrapo la espada. En ese momento Heliod dirigió su atención a la niña, pero esta fue abrumada por la presencia del dios y huyo saltando a otro plano llevándose la espada.

Xenagos, el Usurpador

La historia de egomania y violencia de Xenagos comienza antes de que naciera, matando a su propia hermana mientras aun estaban en el vientre. Su madre le dio a luz pensando que Xenagos estaba destinado a ser algo especial. Y a diferencia de otros de su misma raza, ella intentó criar al niño que ella sabia estaba destinado para algo grande.

Fue una terrible decisión.

Xenagos mostraba una total indiferencia por la vida, matando a otros niños y obligando a su madre a huir de su hogar junto con él. Pero no se detuvo ahí. A los seis años, el comenzó sus intentos para asesinar a su propia madre, y se mostraba sorprendido por la habilidad de superar sus repetidos intentos. Su madre mientras tanto se mantenía firme por una visión de que su hijo crecería para desafiar a los mismos dioses.

Como el resto de los sátiros, Xenagos llevaba la vida de un hedonista, festejando sin preocupaciones e inhibiciones. En algún punto, ese estilo de vida hizo que su chispa se activara. Xenagos tomo ventaja de su nuevo status y perspectiva como planeswalker, participando en fiestas a través de todo el multiverso y disfrutando de los nuevos placeres disponibles, pero pronto se hizo cociente de una sombría realidad: él era insignificante comparado con la inmensidad del multiverso, y que los dioses no importaban para nada fuera de Theros. Desilusionado con el hedonismo sin sentido, el sátiro se volvió progresivamente más ambicioso.

Tiempo después, Xenagos volvió a Theros, sintiendo vació su viejo estilo de vida y viendo a los dioses como una farsa que no estaba dispuesto a aceptar. Sus ambiciones también evolucionaron a  desear la divinidad misma, y unirse o reemplazar al panteón de los dioses.

Para ese fin, Xenagos comenzó a reunir monstruos de otros planos (Stormbreath Dragon) y desatarlos contra las grandes ciudades de Theros. Estos ataques se volvieron tan severos y sin un culpable aparente, que los dioses entraron en pánico y comenzaron a culparse unos a otros. Solo Nylea tenia una idea de los planes del sátiro, confrontándolo, pero Xenagos, con su magia de otros mundos, no podía realmente ser detenido por los dioses y escapó solo con una pequeña herida de flecha.

Antes de seguir, es buen momento para ver el trailer de Theros original hecho por Wizards y narrado por Heliod

La Campeona del Sol

Diez años luego de su primer viaje a Theros, Elspeth se encontraba en Nueva Phyrexia ayudando a Koth of the Hammer en la lucha contra los phyrexianos. Pero la guerra iba mal, y se decidió hacer una misión para asesinar a los lideres phyrexianos mientras aun se pudiera con una poderosa bomba de mana.

Koth, Elspeth y otros fueron elegidos para la misión, pero cuando llegaron al supuesto lugar de reunión de los phyrexianos, estos no estaba allí. En cambio fueron emboscados por hordas tras hordas de monstruos bio mecánicos.

Como última opción, Koth decidió detonar la bomba con él en el medio; y cubrió a Elspeth con un domo de roca para obligarla a escapar a otro plano mientras el se sacrificaba. Pero antes de que lo hiciera, un Phyrexian Obliterator logro atravesar el domo e hirió gravemente a Elspeth; ella en un estado semi-consciente, incapacitada y delirando por las heridas casi fatales, logro saltar a otro plano.

Elspeth despertó en Theros, tal vez atraída por la esperanza que la naturaleza divina de los dioses ofreciera tranquilidad luego de mucho tiempo de lucha. Con ayuda de unos sacerdotes de Pharika, ella se recupero de sus heridas, y durante ese tiempo (como era costumbre en Theros) dejó un mensaje a su amigo Ajani en el templo de esa diosa, contándole sobre lo ocurrido con la esperanza que el lo recibiera.

Una vez recuperó sus fuerzas, Elspeth comenzó un viaje esperando encontrar su lugar en el mundo. Su búsqueda la llevo a la ciudad de Akros donde se unió a una banda de mercenarios para ganar un lugar en la ciudad. Sin embargo su presencia no paso inadvertida, porque la espada que ella poseía no había sido olvidada. Cuando Elspeth visitó el templo de Heliod se encontró con el dios en persona. Él la atacó, pero la magia que ella poseía fue suficiente para repeler el ataque del supuesto “rey de los Dioses”, sintiéndose amenazado por la magia extraña y por la espada (un arma capaz de herir a los dioses mismos), Heliod transformó la espada en una lanza (llamándola Godsend) y le dio a Elspeth la misión de ir a la ciudad de Meletis.

Elspeth decidió aceptar la misión dada por el dios, y emprendió el viaje, pero este no fue par nada tranquilo. Los demás dioses en un estado de pánico por las acciones de Xenagos se enteraron del regreso de la poderosa arma y desearon tenerla cada uno para si mismo; y esto desencadenó una lucha entre los dioses que amenazó con destruir a Theros debido a que las fuerzas divinas liberadas causaban catástrofes en el reino mortal.

Para evitar la destrucción del mundo, Kuprix ordenó volver a Nyx a los dioses, y uso sus poderes para mantenerlos atrapados en ese lugar. Esto detuvo las catástrofes en el mundo, pero también era lo que Xenagos esperaba ya que de esa forma los dioses no intervendrían en su plan.

Elspeth logro llegar a Meletis y allí por casualidad se reencontró con Daxos, pero no tuvieron tiempo para una reunión, ya que la hidra Polukranos había sido liberada de su prisión, en la cual los dioses la encerraron luego de su caída desde Nyx, pero la reciente batalla entre dioses la había destruido. Ahora la poderosa hidra atacaba a la ciudad.

Elspeth con la ayuda de Daxos enfrentaron a la hidra y lograron destruirla donde muchos otros habían fallado. Este acto de heroísmo hizo que los sacerdotes de Heliod proclamaran a Elspeth como la “Campeona del Sol”, la campeona de Heliod.

El Asedio de Akros

Pasaron los meses, y Elspeth aprendió todo lo que pudo de los sacerdotes de Heliod, pero mas que todo ella se encontró disfrutando más los momentos que pasaba con Daxos y con el tiempo se volvieron más cercanos.

Un día llegaron a Meletis mensajeros con historias de criaturas venidas de Nyx que atacaban a los humanos. Para verificar estas historias, Elspeth y Daxos consultaron a la esfinge Medomai (Medomai the Ageless), pero él solo tenia terribles predicciones y una visión de Akros bajo asedio. Junto con otros héroes, Elspeth y Daxos cabalgaron hacia Akros, pero encontraron algo inesperado, una enorme muralla construida para evitar que refuerzos llegaran a la ciudad. 

Lo que había sucedido, fue que el dios Mogis aprovechando la que los dioses se encontraban atrapados en Nyx, indicó a los minotauros por medio de sus oráculos que destruyeran la ciudad de Akros, la preferida de su hermano Iroas. Fueron los minotauros quienes construyeron la muralla para que la horda de bestias pudiera atacar sin preocupaciones. Fue solo tras el sacrificio de cientos de soldados y al liderazgo de Anax y Cymede, reyes de Akros, que la ciudad aun no había caído.

Los héroes lograron cruzar la muralla y escabullirse dentro de la ciudad, solo para encontrar que ya eran esperados. La reina Cymede los recibió indicándoles que hace unos días habían capturado un sátiro que demandaba hablar con la campeona del sol, Elspeth. Los héroes se dirigieron al calabozo donde estaba Xenagos encadenado. El les dijo que conocía una manera de destruir el ejercito de minotauros sin necesidad de pelear y les explicó su plan. Ellos debían hacer subir las aguas del rió que pasaba por Akros para así ahogar a la horda de minotauros con una inundación. Los héroes aceptaron el plan, y mientras Cymede y Daxos hacían subir las aguas, el rey Anax y Elspeth distraerían a los ejércitos de bestias. Al final el plan funcionó y Akros fue salvada.

Ahora es buen momento para ver el trailer de Born of the Gods el segundo set de Theros, y narrado por Xenagos.

Un Nuevo Dios

Para celebrar la victoria, Anax ordeno un gran festival. Esa noche, juntos y solos en su tienda, Daxos y Elspeth finalmente se dieron cuenta de los sentimientos de uno hacia el otro. Pero tuvieron felicidad. Más tarde mientras dormían, Xenagos emocionado por lo perfecto que iba su plan, apareció en frente a ellos. Controló a Elspeth mostrandole una ilusión de estar atrapada junto con un horror phyrexiano, ella entro en pánico, ataco al horror y lo mato… solo para darse cuenta que había matado a Daxos.

Afuera de la tienda, la festividad era cada vez mas frenética bajo la guia de Xenagos y mientras Elspeth huía de la ciudad, observó la culminación del plan del sátiro que ella había sido manipulada en crear. Utilizando la celebración como un ritual, Xenagos ascendió a Nyx y se convirtió en un nuevo dios; el dios del deleite y el hedonismo.

Mientras la población se esforzaba por comprender el hecho que un mortal ascendiera a ser un dios, la desconfianza con los dioses creció. Mientras tanto Xenagos, como el nuevo dios patrón de los sátiros uso sus poderes divinos para instigar un “Gran Festival”, una celebración desenfrenada con un fervor interminable a lo largo de todo Theros.

Mientras el mundo literalmente ardía alrededor de ellos, los dioses finalmente descubrieron al culpable detrás de lo que había ocurrido. Pero también descubrieron que debido a las reglas del plano, los dioses no podían expulsar a otro dios del panteón divino. Heliod estaba iracundo porque un mortal ahora compartía el cielo con el, llamo a Xenagos “el Usurpador” y culpó a Elspeth de permitir el ascenso del sátiro.

Aunque había obtenido la divinidad, Xenagos aun no podía mantenerla por si mismo, necesitaba devoción de los mortales. Para ello creo un ejercitó de criaturas de Nyx, oscureciendo los cielos y esparciendo el caos y de esa manera estabilizando su lugar en Nyx mientras debilitaba a los demás dioses.

El viaje a Nyx

Elspeth había huido a los yermos, escapando de la gente de Akros, los cuales también la culpaban por lo sucedido. En esos lugares encontró aliados inesperados en los leonin que habitaban en esos parajes, el rey Brimaz ( Brimaz, King of Oreskos ) también la ayudo a reunirse con un viejo amigo que tenian en común, Ajani. El planeswalker leonin, estaba preocupado por Elspeth y había decido buscarla, él tenia curiosidad por saber que la estaba atormentando, pero ella no quiso hablar sobre eso. Sin embargo Elspeth si juro que ella devolver el mundo a la normalidad, y Ajani juro que le ayudaría.

En ese momento Nylea también les prestó su ayuda, indicándoles que debían dirigirse al templo de Kuprix en el borde del mundo, y desde ese lugar podrían cruzar a Nyx.

Los dos héroes cruzaron los bosques para llegar a un puerto donde se decía que habitaba el único marinero capaz de llevarlos al fin del mundo, Callephe. En el puerto entre naves destruidas lograron encontrar una nave intacta y al marinero, y este accedió a guiarlos. Pero no fue una travesía sencilla, ya que los mares estaban furiosos que lo normal; a medio caminó entendieron el porque.

La diosa del mar Thassa se encontraba furiosa y los confrontó, esta les dijo que Callephe era en realidad la planeswalker Kiora quien había estado robandole leviatanes de las profundidades. La diosa permitió que Elspeth y Ajani siguieran su camino, incluso deseándoles suerte mientras se quedaba a combatir con Kiora.

Con un mar calmo lograron llegar al borde del mundo, allí encontraron al mismo dios Kuprix y a su oráculo Kydele ( Kydele, Chosen of Kruphix ), este les indicó que para poder acceder a Nyx debían ganarse el favor de un dios mayor completando una de sus pruebas. Ajani sugirió tomar la prueba de Thassa, pero Elspeth en el ultimo segundo decidió tomar la prueba de Erebos.

De repente ella se encontraba en otra parte, ella descansaba en una pequeña casa de campo mientras veía a un esposo que nunca tuvo salir al campo. Ella había vivido con el muchos años y no quería dejarlo partir, aun si sabia que todo era falso. En ese momento su hijo y su hija se acercaron a ella. La pequeña niña, llamada Mina, indicó beber de una copa dorada, diciéndole que todo estaría bien. Elspeth comprendió entonces lo que significaría beber de esa copa. Y aunque rompió su corazón, ella destrozo la copa y logro completar la prueba de Erebos.

Aqui es buen momento para ver el trailer de Journey to Nyx el ultimo set de Theros, y narrado por Erebos.

La caída de un dios

Elspeth y Ajani lograron entrar a Nyx, y encontraron a Xenagos. La batalla entre los tres planeswalkers arrasó los cielos, pero el poder de un dios no se toma a la ligera; Xenagos poco a poco tomo la ventaja y logro derribar a Elspeth.

Entonces la codicia pudo más y Xenagos se lanzó a conseguir la espada Godsend para que así ningún mortal o dios se atreviera a oponerse, Elspeth vio la oportunidad y lanzo el arma contra una punta de flecha de Nylea incrustada en el pecho del sátiro de una anterior batalla, la cual en su hubris Xenagos había decidió no remover. El impacto causo una explosión de energía mágica la cual destruyó el torso del sátiro, matándolo en el acto.

Mientras el cadáver de Xenagos caía a la tierra, se entendió la razón por la que Elspeth había tomado la prueba de Erebos, ella ofreció su vida a Erebos en cambio de la de Daxos, una propuesta que el dios había aceptado. Nylea apareció frente a Elspeth y Ajani, y les sugirió que huyeran rápidamente antes que Erebos o Heliod se los encontraran, Ajani también sugirió lo mismo, ya que la batalla había gastado muchas de las fuerzas de ambos.

Los dos heroes lograron volver al templo de Kuprix cuando Heliod apareció frente a ellos. La ira y la envidia del dios del sol hacia Elspeth habían llegado a su máximo, y peor aun, el dios comprendió lo que significaba ser un planeswalker y comenzó a temer que Elspeth quisiera volverse uno de los dioses y reemplazarlo.

Heliod esperó a que Elspeth estuviera vulnerable luego de la batalla con Xenagos y cuando se presentó la oportunidad le cegó con su luz, tomo a Godsend y atravezo a Elspeth con el arma. Heliod se burló de su campeona mientras moría pero dejo su cuerpo muerto con Ajani, para que se lo entregara a Erebos. Luego se marcho.

Consecuencias

  • Ajani sobrevivió, Brimaz y su gente lograron rescatarlo antes que los agentes de Erebos lo atraparan, pero tuvieron que dejar el cuerpo de Elspeth atras (Ajani solo logro tomar la capa de Elspeth). Luego de recuperarse Ajani decidió que un dios que trata de esa manera a su campeona, luego de que ella había dado todo en su nombre no merece ser alabado. Y se dedicó a viajar a lo largo de Theros para contar la verdadera historia de la Campeona del Sol, y de como los dioses no eran dignos de adoración.
  • Kuprix confesó a su oráculo que los dioses no son los creadores de Theros, los humanos crearon a los dioses y su adoración es lo que permite que los dioses tengan forma. Además como dios de los misterios, el sabe todo lo que cualquier ser en Theros sabe, incluyendo los planeswalker; por lo que Kuprix tiene miedo que si algún otro mal interplanar llega a Theros, los dioses no puedan detenerlo.
  • Muchos de los sátiros enloquecieron con la muerte de su dios patrono, y aunque el “Gran festival” había terminado, lo reemplazaron con “La Fiesta del Dios Caido”. Además con la forma como los dioses son creados en Nyx por las creencias de los mortales, es posible que otro “Dios del Deleite” sea creado.
  • Heliod gano posesión de Godsend, pero los demás dioses saben de sus acciones por lo que perdió todo el respeto que le tenían.
  • Thassa logro vencer a Kiora, pero esta logro robarle el arma a la diosa antes de irse de Theros. Thassa juro venganza.
  • Erebos cumplió su parte del trato y libero a Daxos, pero este volvió al mundo mortal como un Retornado, por lo que olvidó quien era en vida, Ahora solo deambula por Theros (Daxos the Returned) buscando sin descanso a alguien llamado Elspeth.
  • Elspeth murió rezando a los dioses para que por fin encontrara paz, sin embargo debido a que en Theros la muerte no es realmente el final, Elpeth ahora se encuentra en el inframundo. Probablemente es lo que Erebos estaba buscando.

Así terminamos un resumen de la historia de Theros. Lo que se sabe de la siguiente visita es que se centrara en la historia del inframundo y de como Elspeth volverá al mundo de los vivos.

¿Te gusta nuestro contenido? Apoyanos en nuestro Patreon!
A %d blogueros les gusta esto: