En esta nueva entrada de nuestros Archivos Argivanos vamos a hablar de Akroma, angel of wrath, una figura angelical extremadamente poderosa creada inconscientemente por Ixidor para vengar a su amada Nivea, historia que les recomiendo leer antes. Akroma fue la némesis de la Cábala y de Krosa, ya que su único objetivo en la vida era acabar con Phage the untouchable; cosa que Kamahl, fist of Krosa no iba a permitir.

El nacimiento de Akroma

Akroma nace a partir de un sueño de Íxidor en el que estuvo a punto de morir a manos de Phage. En este sueño, Phage logra tocar el brazo de Íxidor y separarlo de su cuerpo por la podredumbre que provoca su toque. En ese instante, aceptando la muerte que se avecinaba, él sólo exclamó el nombre de su amada: “Nivea!“. De pronto, una espada cortó el brazo de Phage y un ángel con piel color alabastro, enormes alas y una espada de luz apareció entre los dos. Sólo el abrazo que el ángel le dio a Phage fue suficiente para quemar su cuerpo por completo, quedando nada más que las túnicas que usaba. Ixidor creyó que era Nivea, su amada a quien Phage asesinó, pero ella le explicó que no era Nivea, sino que su nueva creación elaborada por medio de su sueño.

Al despertar, el ángel de piel como una estatua estaba a su lado, e Íxidor la llamó Akroma (porque estaba libre de cualquier mancha, palabras de Íxidor que nunca entenderemos) y le dio una única misión como su protectora: Vengar a Nivea matando a Phage.

Y creo que todos sabemos cómo es su venganza.

La batalla del coliseo y la curación de Akroma

Akroma siguió rápidamente el comando de su creador, y encontró a Phage y Kamahl peleando en el coliseo de la Cábala. Si bien Akroma atacó de sorpresa, decidió no matarla en ese momento, ya que quería una pelea justa. Al ver el abrumador poder del ángel, Kamahl propuso a Phage una tregua para poder acabar con ella.

Luego de una ardua batalla, Kamahl protege a Phage (no olvidemos que él quiere salvar a su hermana atrapada dentro de ella) y deja claro que no permitirá que Akroma complete su misión, para luego atrapar sus piernas con lianas que salían de su báculo. Akroma se da cuenta que está a punto de morir y, desprendiéndose de sus piernas, se retira volando para volver con su creador.

Un mes después de esto Akroma llega al palacio de Ixidor, quien hace alusiones explícitas a los Pirexianos explicándole que fue su culpa que fuera derrotada, ya que no estaba completa. Luego usa el cuerpo de un jaguar y lo fusiona al cuerpo de Akroma, mencionando que entendía a Yawgmoth ahora que tenía todo este poder (Nota: Efectivamente, en este momento Akroma pasa a ser algo como un ángel-centauro-jaguar, pero nunca se hace referencia a esto en el juego de cartas).

La invasión de Topos y la batalla de las sierpes

Kamahl, Phage y los ejércitos unidos de Krosa y la Cábala marchaban juntos hacia el país creado por Íxidor (nuevamente, recomiendo leer su historia para entender más). Akroma fue encargada de proteger a su creador, por lo que no intervino en la batalla en las fronteras. La batalla estaba a favor de los invasores, así que Íxidor decidió hacer realidad las pesadillas de todos los presentes, liberando así a las Sierpes Muertas (deathwurms) contenidas en Phage. Cuando Íxidor se dió cuenta de lo ocurrido, encargó a Akroma matar a todas las Sierpes muertas que pueda.

Akroma fue directo a cumplir su nueva misión, matando a más de 50 de estos formidables enemigos. Ella entendía que estas sierpes representaban cada muerte ocasionada por Phage, y por ello habían miles de ellas. Sin embargo, Akroma buscaba una en particular que fue la que dio su razón de existir: La sierpe de Nivea.

Cuando Akroma estaba ocupada peleando, la sierpe de Nivea en cuestión fue directo a buscar a Íxidor, ya que se sentía fuertemente atraída a él. Resumiendo la historia, luego de una serie de traiciones, Íxidor es devorado por esta sierpe. A la distancia, ella siente la desaparición de su creador y pierde su interés en la pelea, observando la destrucción de Otaria desde lo alto en el cielo. En medio de la pelea, cuando ya todo parecía perdido, Kamahl la llama y le pide ayuda para hacer que las sierpes vuelvan a entrar a Phage, convenciéndola de que la única forma que pueda encontrar a Íxidor es esta, y luego podría vengarse. Juntos, logran hacer que todas las sierpes vuelvan a Phage, exceptuando la que se comió a Íxidor, que estaba muy lejos de ahí.

El nuevo reino

Akroma tuvo que hacerse cargo del reino creado por Íxidor, Topos, y para ello tuvo que liderar a las ilusiones (reales) que Íxidor había creado. Incluso, debido a su figura angelical se formó una religión en torno a ella y a Íxidor, quien creó una divinidad a partir de la nada. Akroma lavó el cerebro de Braids, cabal minion, a quien se encontró en los bosques luego de la batalla de Topos, y de ella aprendió todos los secretos de la cábala.

Fue asesorada de hacer nuevos aliados, por lo que convenció a reinos vecinos de unirse en su lucha contra la cábala. Cuando todos ellos fueron a una fiesta diplomática a Locus, el palacio de Topos, casualmente encontraron el portal donde se encontraba la sierpe muerta que había devorado a Íxidor y Akroma decide ir a buscarla. Ella logra encontrarla pero, sin lograr reaccionar, es devorada por la sierpe al igual que su maestro.

El ángel pasa más de un mes deambulando dentro de la sierpe, su estado se deteriora y sus alas ya no funcionan. Sin embargo, después de todo logra encontrar a su maestro en un estado físico y mental deplorable. Había perdido su cordura y sólo quería estar junto al cadáver de Nivea dentro de la sierpe, por lo que le dice a Akroma que se vaya de ahí, la cura usando su magia y la ayuda a escapar. Akroma hace caso y lo abandona dentro de la sierpe, sólo para salir al mundo y cumplir con la Visión de Íxidor.

El “asedio” a Sanctum

Akroma se entera que Phage y la cábala estaban en una ciudad llamada Sanctum, por lo que marcha hacia ella junto con las tres legiones que había logrado reunir: las ilusiones de Íxidor, sus seguidores religiosos y sus aliados con los que había logrado establecer relaciones. El temible ejército que logró amasar marchó junto a ella a la ciudad, y estaban cargando para atacar cuando de pronto, las defensas se rindieron.

Los defensores de la ciudad no querían pelear, ya que su lealtad no estaba con Phage realmente, por lo que dejaron pasar a Akroma y sus tropas a Sanctum. Dentro de la ciudad, Akroma encontró a Phage, y la única batalla que ocurrió fue entre estas dos feroces guerreras en el templo de la ciudad.

La única batalla que hubo ese día fue la de estas dos guerreras

Garras, dientes, espadas, lanzas, todas las armas que tenían fueron usadas en esta pelea. La ferocidad de los golpes fue sin igual, y las tropas sólo observaban mientras las rodeaban. Inesperadamente, la batalla fue interrumpida por una tercera figura que ambas conocían bien. Kamahl saltó desde el hombro de un centauro blandiendo a Soul Reaper, el hacha que fue forjada para poder matar a Akroma. Kamahl entendía que la única forma de acabar con la guerra era matando a Phage y a Akroma, ya que eran las líderes de dos ejércitos imparables, por lo que decide sacrificar a su hermana por el bien común de Otaria.

De un solo golpe, Kamahl despedaza a Akroma y a Phage con su hacha, pero sin intención, un tercer cuerpo también cae casualmente en ese instante. Era Zagorka, quien justo se había suicidado desde la torre aledaña al templo debido a que entendió realmente el propósito de esta guerra, y cuya historia es para otra ocasión.

Al cortar a estas tres mujeres con esta arma, se unen en un ciclón de magia, el hacha se destruye y hay una explosión que envía a Kamahl a volar por los aires. Al despertar, nota que solo una mujer está ahí presente y dice: “Soy Karona, soy la Magia”.

Nos leemos pronto. Los invito a seguir nuestra fan page de facebook y también nuestras demás redes sociales: twitter, Instagram, patreon y  youtube donde frecuentemente agregamos contenido n

¿Te gusta nuestro contenido? Apoyanos en nuestro Patreon!
A %d blogueros les gusta esto: